82% de los ciudadanos considera que el país está peor que en 2018

macri

La consultora D’Alessio IROL y Sergio Berensztein analizaron el Humor Social y Político del último enero y han destacado que no hay grandes diferencias con resultados anteriores. Para el 82% de los argentinos la economía está peor que en 2018 y solo un 16% que opina lo contrario.

Sobre las expectativas para el 2020, el optimismo oscila dentro de un rango inferior al registrado en el primer semestre del 2018: el 38% considera que la situación económica del país mejorará el año próximo.

En cuanto a los votantes de Cambiemos, se observa que el optimismo hacia el futuro se estabiliza en un nivel similar al registrado a mediados de 2018, pero aún 10 puntos por debajo de los valores de hace un año atrás.

Lo que más preocupa es la económica y la incertidumbre acerca de su evolución, la inflación es lo que más alarma desde hace un año. El primer mes del 2019 no fue la excepción: 9 de cada 10 encuestados la elige en primer lugar. La falta de certezas también es una variabe que quita el sueño y los aumentos de las tarifas de los servicios, en especial de la luz y el gas (70%).

El 60% está preocupado por la inseguridad, porcentaje que se eleva 13 puntos entre los oficialistas. Este tema, junto con la entrega indiscriminada de subsidios (66%) y los cortes de calles y piquetes (46%), son también importantes para el electorado de la coalición gobernante.

La corrupción alcanza a 4 de cada 10 argentinos. En efecto, que queden sin castigar los actos de corrupción del gobierno anterior sigue siendo uno de los temas a resolver para el 68% de los partidarios de Macri en el 2015, mientras que la mitad de los que votaron a Scioli (45%) pone la lupa en la posible corrupción de la gestión actual.

Por último, el temor al perder el trabajo y la dificultad para pagar créditos y afrontar las tarjetas (ambos con 45%) parecen ser preocupaciones exclusivas de los opositores al gobierno de Cambiemos.

Encuesta – Preocupación social

(Fotos consultora D’Alessio IROL y Sergio Berensztein)

El temor por la inseguridad y la delincuencia se incentiva a medida que aumenta la edad del entrevistado. Los temas relacionados con la corrupción sólo preocupan a 2 de cada 10 jóvenes hasta 34 años y a 5 de cada 10 mayores de 55 años. Respecto del temor a perder el trabajo, el porcentaje es algo mayor en la franja etaria más joven, alcanzando al 39%.

La economía domina de forma muy clara la preferencia de los ciudadanos en torno a las problemáticas. La conversación social está sesgada hacia temas como la inflación, la caída del ingreso, el aumento de las tarifas y el temor a perder el trabajo y no pareciera cambiar en el corto plazo.

PRINCIPALES CONCLUSIONES DEL ESTUDIO

El optimismo hacia el futuro se mantiene estable. Sin embargo, oscila dentro de un rango inferior al registrado en el primer semestre del 2018.
Las opiniones sobre la gestión del Gobierno continúan divididas entre sus electores. Persisten los cuestionamientos entre opositores.Las variables económicas y la incertidumbre sobre su evolución conservan la primacía entre las preocupaciones de los argentinos. El segundo lugar es ocupado por la inseguridad. Luego se destacan temas como las entrega de subsidios y la corrupción del pasado y del presente.
Perciben que el Gobierno tiene diversos asuntos pendientes a solucionar. Los más relevantes girarían en torno a la pobreza, la situación económica, las partidas presupuestarias y la distribución de subsidios. Además, se observan algunos avances mesurados en materia de seguridad, derechos de la mujer y lucha contra la corrupción.
Sigue recuperándose la mención de proyectos personales que implican un gasto de dinero, alcanzando a más de la mitad de los ciudadanos.

Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.