En la primera mitad del año se perdieron 106 mil puestos de trabajo

desempleo

La crisis económica que atraviesa el país ya muestra sus coletazos en el mundo laboral. Solo en junio se perdieron 13.500 puestos de trabajo en el mercado formal y en la primera mitad del año se destruyeron 106 mil empleos de manera desestacionalizada, según los datos que arroja el Sistema Integrado de Previsión Social de la AFIP.

Las estadísticas oficiales no son nada alentadoras cuando los efectos de la recesión y de la devaluación todavía están por venir. Sobre un total de las 14 ramas del sector privado relevadas, 11 mostraron caídas en relación a mayo. Las más afectadas son dos: la industria manufacturera con 7800 puestos menos y la construcción con 4700 menos.

Al analizar solamente las altas, el economista Pablo Neira destacó que con un tasa de entrada de 1,67 puestos de trabajo formales en el sector privado (media móvil entre mayo y julio) por cada cien empleos en blanco, la cantidad de contrataciones de redujo a niveles que no se observaban desde fines de 2002.

Al incorporar al análisis la evolución de los despidos, la tasa de entrada neta pasa ser negativa y describe que entre mayo y julio por cada cien empleos en blanco se perdían 0,19 puestos de trabajo en el sector privado formal. “El ritmo de destrucción del empleo formal sólo es igualado por 2016, 2012, 2008-09 (crisis internacional) y 2001-02”, explicó el economista.

En términos reales el salario promedio se redujo 4,3% interanualmente, mientras que el salario mediano lo hizo en 3,3%. El recalentamiento de la inflación que este año terminará en torno al 42% y de la devaluación del peso todo parecería indicar que la pérdida será mucho peor si no se reabren las negociaciones paritarias.

Según proyecciones de la consultora Ecolatina, el salario real registrado caerá un 6% respecto a 2017, esta dinámica será “difícil de revertir” incluso en 2019.

Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.