Tombolini comparó al FMI con un suegro: “te presta la plata pero te quiere manejar la vida”

f999x666-76615_171680_0

El Gobierno dio a conocer la semana pasada los detalles del acuerdo con el FMI. Así, informó que el préstamo es de 50 mil millones de dólares bajo la modalidad Stand-By y por 36 meses. Matías Tombolini, aseguró en FM CIELO: “Me parece que el acuerdo es gigante en cuanto a la cantidad de plata que debemos los argentinos, no hay nada que festejar si terminás yendo a pedir la escupidera al FMI”.

El economista del Frente Renovador dijo: “Si vos tenés que pedirle palta a tu suegro para cambiarte el auto, después te va a decir como tenés que hacer el asado o si tenés que tomar un Malbec o agua, esto es el FMI internacional, tu suegro”, y siguió: “El acuerdo lo que hace es poner a discutir a la Argentina sobre cómo hacer para cumplir el acuerdo. El problema es tener la plata pero no tener un modelo de país o un proyecto para usarla.”

Además, puso el foco de atención en el contexto de tal deuda: “la economía va a entrar en recesión por lo menos hasta casi finales de año, va a tener una inflación de 2,5% este mes y 3% el mes que viene, es decir unos 15% acumulados en el primer semestre y que plantea un retraso en los salarios”.

Insistió por el lado de los egresos al considerar que la tasa de inflación está mostrando que el poder de compra de los trabajadores que vive de un sueldo está complicado.

Por otro lado, sostuvo: “Me preocupa que parte de la deuda interestatal se vaya a cancelar con deuda externa, no estoy muy de acuerdo con eso a pesar de estarlo con desarmar la bola de LEBAC enorme que armo el propio Gobierno”.

Tombolini entiende que con el acuerdo con el FMI “están tratando de recuperar la confianza se perdió un gobierno pro mercado con funcionarios del mercado y al cual el mercado le hizo una corrida al segundo año. No es que es una confianza nueva, el shock de confianza supuestamente había sido Macri.”

Respecto al rol de la oposición, señaló que tiene que poder articular un proyecto nación teniendo en cuenta a la sociedad, porque “en la medida en que la política siga transitando un camino del siglo pasado donde la cuestión era la decisión de políticos entre políticos y no había un mensaje claro a la sociedad, estamos errándole”.

Por eso cree que los dirigentes de orden nacional tienen que manejarse con prudencia, fomentando el dialogo, “teniendo agendas parlamentarias que permitan coaligar fuerzas, si lo que se quiere constituir un proyecto de poder, hay que articular un mensaje que tenga la capacidad de generar la ilusión que las cosas se pueden hacer distinto alguna vez.”

Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.